Promesas de amor entero

BzyYeLXIcAAS4fB 
 

No quiero “para siempres”, quiero “ahoras”.

El mañana, sin falta, traerá consigo la promesa de una vida juntos…

pero no hoy, no todavía.

Lleno está el cielo de promesas robadas de los labios de jóvenes amantes,

perdidas entre besos y caricias,

llevadas por el mismo viento que henchía sus corazones

y les insuflaba suspiros de amor eterno.

Por eso y mucho más,

no quiero promesas de amor eterno,

quiero que hoy y ahora

me prometas tu amor entero.