Pretendiendo olvidarte

 

 

Llevo años intentando alejarme de ti y de tu recuerdo. Pero está visto que, cuanto más lo intento, menos lo consigo.
La noche me sirvió durante un tiempo; la oscuridad que vertía sobre el mundo me bastaba para mantener tu memoria apartada de mí… hasta que la luna hacía su aparición en el cielo estrellado y se las ingeniaba para hilvanar con sus rayos tu presencia en mi sonrisa.
Más tarde, hasta inquirí del viento si podía custodiar tras de sí tu rostro, el que me visitaba cada noche, y le rogué que lo abandonara en las cuatro esquinas del mundo… mas solo el silencio obtuve como respuesta.
La lluvia me saludó un día e, ingenuo de mi, creí encontrar la respuesta a mi creciente desesperación. Pero te aseguro que cada gota que ese día cayó, me dejó más de ti que lo que se llevó.
Pensé que la música lograría prenderte en el lugar donde las canciones mueren, pero entendí que ese viaje siempre había sido de ida y vuelta y que, a pesar de que las notas te alejaban de mí, esperar tu regreso fue mucho más doloroso que verte marchar con la melodía.
De un tiempo a esta parte, los libros me habían servido de refugio en las noches más oscuras, si bien no daban más claridad a las tinieblas que ansiaban conquistar mi corazón, sí conseguían que no fueran más negras. Y cada página, cada frase, cada letra… me ofrecían la protección que tanto ansiaba.
abrazo de letrasY llegué a creer que si era yo quien componía hermosas cadencias dibujadas en el papel, el recuerdo de tu amor sortearía por fin los obstáculos que le impedían alejarse de mí. Ingenuo me aventuré a tan ardua tarea, pretendí alejarte con cada letra que surgía de mi pluma, obedeciendo a la razón sí, pero profanando los dictados de mi corazón. Pues pronto reparé en que aquellas palabras que en un principio fueron concebidas para alejarte, en realidad llevaban años aguardando en lo más profundo de mi ser, y su verdadero propósito una vez arrancadas de allí era recordarme con sus formas y su belleza que quizá, tan solo quizá, me había apresurado al tratar de olvidarte.