Presencias innegociables

 

Mirándome fijamente a los ojos, y con absoluta simplicidad, me dijo que hay personas cuya presencia en nuestras vidas es innegociable. Por ellas, que nos recuerdan día tras día que la vida es una aventura única e irrepetible, por muchas razones, pero esencialmente por quien la recorre junto a ti.