Notas de amor eterno

geschilderd-doek-met-trompetist-en-pianist

Ella no podía verme, pero yo a ella sí.

Sentía cómo sus ágiles manos navegaban por encima de mí, y notaba el tacto de sus dedos cuando se perdían entre mis teclas. Nadie jamás pudo hacer brotar de mí melodías tan hermosas como las que aquella joven brindó a quienes estaban presentes. Junto a ella, un chico la miraba y lloraba. El cansancio de los últimos meses, noches en vela en el hospital, aquellos interminables días después de la operación…. Sus lágrimas fueron recogidas por las notas que ascendían para fundirse con la música de una vieja trompeta.

No obstante, la melodía que ellos crearon en aquel momento, fue más hermosa, duradera y divina que cualquier música jamás tocada por el hombre. Aunque ella no volvería a ver al amor escribiendo música inmortal en los ojos de su amado.

Ella no podía verlo, pero él a ella sí.