Lo que no te llevaste

2b756f034f93f8ea41b1fdea0b351c19_L

Hoy hace un mes que marchaste. Días tristes custodiados por lágrimas, recuerdos y, me cuesta admitirlo, por alguna leve sonrisa que acampó brevemente en la comisura de mis labios… los mismos que vibraron con el roce de los tuyos en aquel remoto primer beso, los mismos que continúan gritando tu nombre en las vigilias de la noche.

Te fuiste sin la oportunidad de decir adiós, y hoy, hundida en el mismo asfalto que, disfrazado de parca, te abrazó para apartarte de mi lado, mi corazón se hunde al decirte que no me dejaste sola… que mi vientre trae consigo la esperanza de una nueva vida, la de tu hijo… y la mía propia.

No obstante, aunque tú ya no seas, te juro que cada día que pase hasta que volvamos a vernos, estos labios seguirán hablando de ti, y este corazón continuará perteneciéndote por toda la eternidad.