Heridas de amor

Hay personas que nos hieren, por amor.

Y hay personas a las que herimos, por amor.

De estas últimas, quizá ni seamos conscientes.

Cuando alcancemos a entender esto,

estaremos preparados para que ese sufrimiento no sea duradero,

aunque sí los bellos recuerdos que dejó en nuestro corazón.