Granada

Granada

GRANADA

Quiero evadirme por siempre en tus calles,

perderme en el pasado que vivió tu gloria,

dejar que el tiempo se pierda en mí

y que mi alma romántica fluya apacible por las aguas del Genil.

Quiero volver a descubrir en el horizonte las rojas llamas de tus ocasos

que a tantos poetas y trovadores han encendido,

para trazar en el viento versos eternos.

Quiero hallar en los antiguos muros de La Alhambra

las leyendas que de niño me hechizaron,

cuentos de sabios soberanos y hermosas princesas cautivas.

¡Ojalá eso las libere y sean ellas las que a mí me cautiven!

Quiero sobrevolar Sierra Nevada,

surcar tu cielo en la noche estrellada,

y exigir a las estrellas brillar una noche con ellas.

Quiero ser parte de tu gente, de tu aire, de tu tierra,

para dejar de soñar contigo…

para empezar a soñar en ti.

Quiero escribir las más hermosas palabras que dibujen tu belleza,

para que, quien no haya tenido la fortuna de conocerte,

al menos pueda imaginarte.

No obstante, ¿cómo describir lo que me haces sentir?

Mi fracaso como escritor será tu triunfo como ciudad,

pues jamás nadie te cantará,

jamás nadie te escribirá,

jamás nadie te soñará

con la dignidad y belleza que te guardan,

desde la noche de los tiempos hasta la luz de la inmortalidad.