El viaje de papá

preso2

Querida Betty,

Como seguramente mamá te habrá contado, he tenido que irme de viaje muy, muy lejos. Aún no sé cuándo volveré a estrecharte entre mis brazos y a jugar contigo al escondite, pero cada día que pasa ruego a Dios para que ese momento llegue pronto. Quiero que hagas caso a mamá en todo lo que te diga, que te esfuerces en la escuela por sacar buenas notas y que, sobre todo, intentes ser feliz cada día de tu vida, pues te quedan montones de cosas maravillosas por vivir, y aunque no pueda estar junto a ti, quiero que sepas que me sentiré muy orgulloso de la mujer en la que te vas a convertir.

Dile a mamá que a pesar de todo, la sigo queriendo como el primer día y que si hice lo que hice fue precisamente por esa razón.

Tu padre que te quiere.