El fin del mundo

 End_of_the_World_

Has de saber que, aunque el fin del mundo está a las puertas,
habrá cosas que jamás cesarán.

Arderá el último atardecer
y las violentas llamas alcanzarán a la ingenua luna,
quien, trémula, dejará de fundirse con el océano,
perdiendo así los enamorados su faro en la oscuridad.

Se hundirá la aurora por siempre,
extinguiendo las primeras luces del alba,
y el sol marchará, sobrecogido,
refugiándose tras el océano,
para no mostrarse nunca jamás.

Dejarán las olas de besar la arena
con besos de salitre y espuma,
acariciando con embates ardientes
la infinidad de la arena.

Perderán las rosas su aroma
y las espinas la cubrirán por completo,
convirtiendo lo que antes era la insignia del amor
en un triste recuerdo olvidado por el tiempo.

Volverán los poetas a sus afanes,
lanzando sus péndolas al viento del norte,
y las musas se disiparán en el vacío,
conocedoras de su fracaso.

Cesarán las estrellas de titilar
quedando inertes en el firmamento
y su luz se perderá
en los milenios venideros.

Quizá el fin del mundo traiga consigo esto y mucho más
pero te aseguro que hay algo que jamás morirá…
el amor que siento por ti,
ni el fin de los tiempos lo podrá silenciar.