El color de su mirada

16axto6

Hablemos de miradas

de la tuya, si te parece,

y de cómo perdido sigo allí

desde el primer día en que te vi.

No haré mención al color de tus ojos

pues aún nadie lo ha inventado

y si alguien me pregunta

les diré:

Son del color de los campos de verano

y del trigo que se mece con el viento de levante

de los sueños que se quedan

olvidados en la cama

de la distancia existente

entre tus ojos y mi alma.

Del color de mil amaneceres

olvidados en el cielo

obligados a marcharse,

igual que tú,

por vientos celestiales.

Del color del invierno

reclamando su lugar

que se filtra en lo más hondo

ignorando si, al marcharse él,

tú aún seguirás.

Del color del silencio

que se empeña en recordarnos

que un día las palabras

dejaron de bastarnos.

Del color de las lágrimas

que, idiotas, abandonaron tus ojos

para ir a morir

a la cuna de tus labios.

(quizá no fueran tan idiotas)

Hablemos de miradas

de la tuya si te parece

y de cómo no soy

si tus ojos no me ven.

De cómo uno de tus parpadeos

oscurece mil soles

y el universo te reclama

que nunca más los cierres.

No hablaré del color de tus ojos

quizá algún día lo haga

pero si alguien me pregunta les diré:

son del color de su mirada.