Nada nos pertenece

Largo domingo

Dicen que somos dueños de nuestro cuerpo.

Pero la vida y su gente me han enseñado que nuestras lágrimas pertenecen a quienes las provocan,

la risa a quien la dibuja,

los sueños a quienes los habitan

y el corazón a quien consigue que continúe latiendo día tras día a pesar del dolor.